• Juan Luis Beltrán

Crisis Covid-19: Liquidez y rentabilidad, ese preciado tesoro



La crisis epidemiológica provocada por el Covid-19 está ya ocasionando una crisis coyuntural de primera magnitud a nivel mundial, que sin duda va a afectar a España de forma intensa. Organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI), en sus previsiones para el 2020 en España, estima una caída del PIB del 8% (la misma cifra producida en el período del 2008 al 2013) y una tasa de paro por encima del 20%. El propio Banco de España en los artículos analíticos que realiza en su boletín Económico 2/2020 Escenarios Macroeconómicos de referencia para la Economía Española tras el Covid-19, prevé que la caída en el PIB sea entre el 6,8% y el 12,4% mientras que para el desempleo sitúa la ratio entre el 18,3% y el 21,7%. Otros indicadores de referencia como el Índice de Confianza Empresarial, los últimos datos de la Encuesta de Población Activa o el alto números de ERTES tampoco hacen pensar en ser muy optimistas en el 2020. A todo esto, hay que añadir la fuerte dependencia que nuestro país tiene del turismo y la hostelería, en comparación con las principales potencias mundiales. Tampoco la actual rigidez en nuestro mercado laboral nos ayudará a poder ser más ágiles en la toma de decisiones, lo que previsiblemente hará que el impacto del covid-19 en nuestro país sea superior que en el resto de los países. El principal riesgo de todo lo expuesto es que una crisis de origen coyuntural pueda convertirse en una crisis estructural sin parangón en nuestro país.

A lo largo de estos años como especialistas en gestión de crisis, a nuestros clientes siempre les incidimos en la importancia de dos aspectos: rentabilidad y liquidez; hoy estos puntos cobran aún mayor importancia.


Si accedemos a la definición de la RAE de ambos conceptos, los podemos describir así:


La rentabilidad como la condición de rentable y la capacidad de generar renta (beneficio, ganancia, provecho, utilidad). La rentabilidad, por lo tanto, está asociada a la obtención de ganancias a partir de una cierta inversión

Liquidez, cualidad de los activos para ser convertidos en dinero efectivo de forma inmediata sin pérdida significativa de su valor.


Como se puede observar estos términos por definición deberían estar unidos intrínsecamente a la gestión de nuestros negocios, aunque realmente la realidad no es así, principalmente por la continua obsesión de nuestros empresarios y directivos en la búsqueda del volumen de ventas sacrificando en muchas ocasiones las principales líneas de nuestros negocios en la creación de valor. Sin duda alguna, es el momento cambiar el rumbo y dirigirnos hacia ello ya que esta crisis va a originar problemas muy importantes de solvencia y de tesorería como consecuencia de la caída de nuestros ingresos y el mantenimiento de nuestros gastos fijos, ¿Cómo podemos intentar minimizar esto? Sin duda persiguiendo nuestro preciado tesoro, rentabilidad y liquidez.


Desde nuestra firma, os proponemos unas recomendaciones y buenas prácticas que sin duda os ayudaran a controlar la consecución de lo que perseguimos:


Estrategia. Es buen momento para sentarse y analizar si nuestra misión y visión empresarial era la adecuada y quizás darle un nuevo enfoque para la consecución de nuestros objetivos. Si no tenemos estrategia ¿Qué mejor momento para plantearnos dónde estamos y dónde queremos estar? En una situación de supervivencia como ésta, debemos plantearnos ciertas cosas.


Cuadro de Mandos Integral. Si vamos a empezar a perseguir rentabilidad y liquidez, tendremos que incorporar a nuestro cuadro de mandos indicadores que nos ayuden a conseguirlo y, si por desgracia no teníamos indicadores (KPI´s), tendremos que definirlos dando prioridad aquellos que ahora realmente nos van a ayudar a conseguir nuestro objetivo de rentabilidad y liquidez, ejemplos podrían ser EBITDA por canales, flujo de efectivo o las NOF.


Gestión Presupuestaria. Si hacíamos presupuestos, tendremos que revisarlos y modificarlos, lo que se conoce en control de gestión como Forecast; si no los tenemos, es muy importante que los realicemos ya que tenemos que saber de qué manera va a incidir la gestión de la crisis en nuestros fondos propios y en nuestra cuenta de resultados, de tal manera que nos permita ir tomando decisiones ágiles para la consecución de nuestros objetivos casi en tiempo real.


Previsiones. Es necesario que al igual que hacemos el presupuesto, tengamos nuestras previsiones de tesorería, es necesario saber que necesidades de liquidez vamos a necesitar para afrontar el período y a que fuentes deberemos de acudir para conseguirlas.


Márgenes por canales de venta o líneas de negocio. Fundamental realizar un análisis de que líneas de negocios, productos, servicios, clientes, etc. no aportan rentabilidad y/o liquidez en nuestra compañía, es el momento de tomar decisiones sobre ellas ya que si no lo hacemos tendremos un lastre añadido a la propia situación de la empresa.


Comités de Dirección. Importante realizar comités urgentes de dirección específicos para la gestión de la crisis del covid-19, nos pueden salir ideas que ayuden a mejorar la rentabilidad de nuestros servicios/productos o incluso nuevos productos o servicios para nuevos nichos de mercado que se identifiquen como consecuencia de la crisis.


Riesgos. Si en condiciones normales es importante, en esta lo es mucho más, tenemos que tener claro cuál va a ser nuestra política de riesgos para afrontar la crisis, intentando mitigarlos o tolerarlos persiguiendo la rentabilidad y la liquidez en el proceso.

Estas son algunas de las buenas prácticas de control de gestión que recomendamos implementar desde nuestra firma de cara a conseguir mayor rentabilidad y liquidez en el negocio.


“Si no puedes medirlo, no puedes gestionarlo”



Juan Luis Beltrán

Socio en Fortuna Gestión

Economista Forense especialista en Control de Gestión

Chartered Controller Analist (CCA®)

jlbeltran@fortunagestion.com

www.fortunagestion.com

C/ Fernández de la Hoz 33 Planta 6 centro Madrid

113 vistas
  • LinkedIn Social Icon